Victor Madera

VICTOR MADERA: BOMBEROS Y MASCOTAS

¡Hola a todos! ¿Me recordáis no? Bueno, por si todavía queda algún despistado, me presento. Me llamo Victor Madera y soy un veterinario que trabaja a domicilio. Además, me considero un gran amante de los animales, por lo que mucho de mis posts van en la línea de defender causas animalistas.

En este sentido, hoy quiero escribiros sobre un tema que, como mínimo, tiene un tono positivo, a diferencia de muchos de los que he escrito hasta ahora. Pues bien, hoy os hablaré sobre la labor que realizan los bomberos de cara a los animales, que de entrada ya os digo que es digna de admirar.

Si queréis un ejemplo visual rápido, aquí os dejo 15 ejemplos fotográficos que creo que os sorprenderán: http://www.schnauzi.com/15-fotos-de-bomberos-salvando-la-vida-de-perros-y-gatos/

Pero no se trata únicamente de su labor con las mascotas tradicionales, como gatos o perros. También de su incansable trabajo salvando otras especies; apagando incendios en bosques y montañas, cuyos principales perjudicados suelen ser los animales y la vegetación, que no deja de ser su hábitat natural. Cada día, evitan desgracias ambientales que tienen graves consecuencias sobre nosotros, ya que tanto la fauna como la flora es imprescindible para nuestra supervivencia. Si no, no podríamos respirar, alimentarnos, o incluso el ciclo vital se vería interrumpido, si por ejemplo desaparece alguna especie animal necesaria en la cadena de la alimentación.

Así pues, cuando pensemos en un bombero, no nos quedemos solo con la imagen de uno de ellos subido a una escalera para rescatar un gato subido a un árbol de una señora con dinero. Esto suele dar pie a considerar innecesario o irrelevante su papel social, cuando esta profesión se merece un reconocimiento mucho mayor.

Hace poco, uno de los pacientes que tengo (un pastor alemán), se escapó del jardín de casa de sus dueños. El perro llevaba 3 semanas desaparecido y ya lo daban por muerto. Dieron el aviso a sus conocidos, vecinos y policía. Ni siquiera valoraron avisar a los bomberos. Lo que pasó fue que uno de ellos, de la brigada sur de Mar de Plata, vio la foto del perro en uno de los carteles y se acordó de su cara.

En un día festivo, fue con su familia a la montaña, y se encontró al animal hambriento y asustado a unos 200km. de su casa. No se sabe cómo ni por qué llegó hasta ahí, pero lo que está muy claro es que, de no ser por él, el pastor alemán seguiría desaparecido a día de hoy o, en el peor de los casos, muerto y en paradero desconocido.

Pero la historia no acaba aquí. La familia, muy agradecida con el bombero, decidió hacer un esfuerzo y dieron una generosa cantidad de forma totalmente desinteresada al cuerpo de bomberos, ya que cuando visitaron las instalaciones vieron la falta de material y recursos en su lugar de trabajo.

Si os ha gustado la historia o tenéis alguna propia similar, no dudéis en poneros en contacto conmigo (Victor Madera) escribiéndome por mis Redes Sociales. Me podréis encontrar con mi nombre o bien bajo el nombre de Victor Madera Vet.

Victor Madera


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: