Victor Madera: Alerta medioambiental

Escrito por victormadera 31-05-2016 en Cambio Climático. Comentarios (0)

Victor Madera, 31/05/16: No hace falta explicar qué es el cambio climático, la capa de ozono, el calentamiento global, el crecimiento del nivel de los océanos, la desaparición de los glaciares, la deforestación, desertización, la extinción de especies, etc.

Para quien no lo sepa, yo soy un argentino (muy orgulloso de ello, por cierto), que ve con preocupación la evolución del territorio y del continente sud-americano. A raíz de mi trabajo, y de la nueva furgoneta que adquirí hace unos meses (Victor Madera Vet, veterinario a domicilio), he visto las desgracias y atropellos que se están haciendo contra la naturaleza y el paisaje.

Es triste y muy decepcionante, pararse con el coche para hacer una foto de un paisaje verde, y al entrar un poco en la vegetación, encontrarse con todo tipo de desechos industriales. Plásticos, latas de aluminio, vidrio…. Ya no se trata de pensar en todo lo que se podría hacer con ese material si se reciclara o reusara, sino en el daño que hace toda esa basura esparcida por la naturaleza. Por no hablar de la contaminación que generan las fábricas, las centrales nucleares, la nueva técnica del fracking….

Evidentemente, muchos estados latinoamericanos dependen en gran medida de la extracción de recursos naturales como el petróleo o las minas a cielo abierto que podemos encontrar en Perú, por ejemplo.

Entiendo que un gobierno no acabe con esta potente industria, porque seguramente se le tiraría encima toda la población. Pero sin embargo, también podemos aprender de países vecinos como Costa Rica. Tal vez así, seríamos un poco más coherentes con la imagen que nos gusta proyectar hacia el exterior y de la fama que tiene el Amazonas como pulmón del mundo. Esperemos que en unos años no se vea como un paciente terminal por culpa de un cáncer de pulmón…

Foto de Victor Madera en Argentina

En Costa Rica, desde hace décadas, se decidió hacer una potente inversión en la conservación de su patrimonio natural, como si se tratara de unas ruinas antiguas. Decidieron abolir el Ejército y destinar todos esos recursos al cuidado de medioambiente. De esta manera, lo que han conseguido, dejando de lado todos los efectos positivos que genera vivir en un entorno verde y limpio, es la atracción de turistas e inversores.

Han creado una nueva industria que gira y depende en torno de la vegetación o los animales que te puedes encontrar en este fantástico país. Así, a nadie se le ocurre dañarlo, pues aunque tal vez no todos los costarricenses sean ecologistas, entienden la importancia de tener sus montañas, ríos y mares limpios para sus negocios. A su vez, conciencian a los turistas que aterrizan al país para que respeten la naturaleza que se encuentran.

Un ejemplo de ello sería la conservación de las tortugas y de la delicada puesta de huevos por parte de las mismas. En ellas, no se permite molestar a las tortugas, cosa que sí se hace en otros países donde los guías no son tan estrictos con los turistas (fui testigo de una experiencia desagradable en el sud-este asiático donde les apuntaban con potentes linternas).

A Argentina no le falta riqueza animal y vegetativa. Espero que algún día, alguien trate de imitar a Costa Rica sin que nos ahoguemos en nuestra propia basura, como ilustra de forma acertada un capítulo de los Simpons.

Si os ha gustado el artículo, no dudéis en seguirme en el resto de Redes Sociales, me podréis encontrar con el nombre de Victor Madera o bien Victor Madera Vet.

¡Saludos!

Victor Madera, veterinario y amante de los animales